1972 Don Nicomedes y el anís de España

Con diez años ya estaba al frente de una tienda de vinos y logró crear un imperio industrial

 

el-restaurador-candidoLa vida de Nicomedes García Gómez merecería, sin duda, ser llevada al cine. Sobre todo para que las nuevas generaciones de empresarios y emprendedores conocieran de cerca cómo consiguió este inclasificable hombre de negocios crear un auténtico imperio industrial y financiero partiendo de la nada. El 11 de octubre de 1972, El Adelantado informaba en primera página de lo que era el broche de oro a toda una vida entregada al trabajo: ‘Los ministros de Trabajo y Relaciones Sindicales presidieron el acto de la imposición a D. Nicomedes García Gómez de la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo’. En su discurso de agradecimiento don Nicomedes García dejó claro que trabajar era una necesidad vital que dio sentido a su vida: “Ninguna otra condecoración podría satisfacerme más, por muy alta que fuese, porque precisamente al trabajo dediqué gran parte de mi existencia. Yo nunca he creído que el trabajo sea una maldición divina, sino todo lo contrario, un mandato, una necesidad imprescindible para hacer más llevadera y agradable la vida”.

Una vida que se inició en 1901 en Valverde del Majano (Segovia) en un hogar muy humilde, donde su padre se dedicaba a acarrear vino de Arganda. Con tan sólo diez años se puso al frente de una pequeña tienda de vinos que su padre compró en Segovia. El jovencísimo Nicomedes se encargaba de todo: mozo de bodega, dependiente, comprador y repartidor.

Por si fuera poco, en sus escasos ratos libres ordeñaba vacas. Pero su jornada no terminaba una vez cerrado el negocio familiar. Por las noches estudiaba matemáticas, disciplina por la cual siempre tuvo una capacidad y un interés especial (cuando estudiaba en la escuela de su pueblo el maestro le ponía problemas de chicos mayores y él los resolvía sin dificultad).

Robándole horas al sueño estudió contabilidad y después algo de química, para ayudar a su padre que había comenzado ya la fabricación de licores. Tenía 18 años cuando su padre atravesó un bache económico, al que se sumó un fatal accidente: estalló uno de los alambiques y se prendió fuego a la fábrica de licores. En ese momento fue cuando Nicomedes García puso en práctica una de sus máximas favoritas: “el 90% del éxito se debe a la necesidad” y se hizo cargo de la fábrica y de las deudas de su padre partiendo de una herencia de 200.000 pesetas que le había dejado su madre al morir.

botellas-anis“Nicomedes patenta en 1923 la marca ‘Anís La Castellana’ así como su afamada botella de vidrio” .

En 1923 patenta para España y la mayoría de países europeos e hispanoamericanos la marca ‘Anís La Castellana’, así como su botella de vidrio. Por entonces había otras marcas de anís muy populares, como ‘El Mono’, pero con el tiempo ‘Anís La Castellana’ sería la primera marca de anís de España. En los años anteriores a la Guerra Civil ya tenía en Segovia, entre otras actividades, el depósito de ‘Cervezas Mahou’ para toda la zona. Y en los cuarenta dio un impulso definitivo con la marca que fue su buque insignia, el anís ‘La Castellana’: su gran visión empresarial le llevó a implantar una red comercial en todas las capitales de provincia. Así podía atender con una diligencia inusitada los pedidos, que en esa época tardaban de media más de dos meses. Como en tantas otras cosas, demostró ir muy por delante de su tiempo: inventó la botella de tapón irrellenable (la ideó junto a otro segoviano, Pedro Llorente) y le dio enorme importancia a la publicidad.

Nada más aparecer la televisión realizó inversiones millonarias para convertir ‘Anís La Castellana, el anís de España’, en la marca de anís más vista en la pequeña pantalla.

Nicomedes García fue también pionero en la fabricación de whisky en nuestro país. Bajo el lema ‘si lo hacen ellos, por qué no nosotros’,montó en 1958 en Palazuelos de Eresma las ‘Destilerías y Crianzas del Whisky (DYC)’, que en poco tiempo convirtieron en popular una bebida hasta entonces considerada de lujo, exclusiva para las clases adineradas. Otras de las empresas importantes que fundó fueron ‘Auto Res’, dedicada al transporte de viajeros, y una naviera italiana que se convirtió en naviera ‘Nicomedes García S.A’.

cartel-publicitario“Pionero en la industria del whisky en España, hizo popular una bebida hasta entonces considerada de lujo”.

Sin olvidar sus múltiples negocios de cámaras frigoríficas, turrones, inmobiliarias… En 1951, viendo que sus empresas movían mucho capital, fundó el ‘Banco General del Comercio y la Industria’. A pesar de su ajetreada vida no olvidó su faceta filantrópica: construyó para Segovia, en su pueblo, un polígono industrial y, en 1985 constituyó la Fundación Nicomedes García, dotada con un capital inicial de mil millones de pesetas. Este segoviano ilustre y singular, generoso con su tierra, murió en Madrid el 19 de abril de 1989.

don-nicomedes